Seguidme, conozco el camino …

Los Chikos del Piolet somos todo unos admiradores de las obras de los más grandes alpinistas de la historia. Y cuando digo de las obras me refiero a sus obras literarias, porque sus obras alpinísticas nos quedan un tanto lejanas … Uno de estos alpinistas, Reinhold Mesner dijo una de esas frases lapidarias que marcan una trayectoria: “El valor de un alpinista es inversamente proporcional a la cantidad de material que se lleva”

Nosotros siguiendo al pie de la letra esta afirmación decidimos intentar el pico Mulleres desde Benasque. En plan light si señor. Crampones ligeros, dado que no hay mucha nieve, agua, barritas energéticas y poco más … GPS?? Para que? Conocemos el camino y no tiene pérdida …

El Pla de Aigualluts con el glaciar del Aneto al fondo

A última hora Manu decide no venir por no encontrarse bien, con lo que nos quedamos sin guía. Aun así, Luis, David y yo decidimos tirar para adelante. La primera parte del trayecto sí que la conocemos bien, pista hasta la Besurta y cruzar el Pla de Aigualluts. Después ya tendremos que remontar el valle de la Escaleta antes de girar hacia la derecha hacía Mulleres.

Unas huellas nos van marcando el camino a seguir

Comenzamos a subir por la Escaleta deleitándonos con la mañana que ha salido y con el aspecto tan especial que toman las montañas después de la primera nevada importante del año.

Viejos conocidos van asomando por el Valle de Aran.

Dejamos el Coll de Toro a nuestra izquierda y empezamos a pensar que no deberíamos tardar mucho en girar hacia la derecha para comenzar la ascensión propiamente dicha al Mulleres. En seguida vemos un valle que se abre a la derecha, y al fondo de él un pico que me resulta familiar.

-Ya esta, es por aquí.

-La huella por la que vamos sigue por el fondo del barranco

-Será del alguien que vaya en travesía al Valle de Aran. El Mulleres es ese pico de ahí. Nos va a tocar abrir huella.

Así que nada, más chulos que un ocho, giramos por el valle y afinamos al máximo toda nuestra agudeza montañera para ir evitando las zonas con mayor acumulación de nieve. Aun así acabamos hundiéndonos hasta la cintura en muchas zonas, por lo que llega un momento en el que decidimos pararnos y darnos la vuelta, porque no vemos factible la ascensión. Mientras almorzamos algo comentamos la jugada:

Después de todas estas reflexiones decidimos emprender el camino de regreso y pasar por el Coll de Toro para echar un vistazo a la zona de Artiga de Lin, donde el año anterior pasamos una Nochevieja de lo más entretenida.

La técnica de la media vuelta by LCDP Marca registrada

Descendemos un poco y encaramos el flanqueo que nos llevará hasta el Coll de Toro.

Llegando al Coll de Toro.

Una vez en el Coll de Toro nos giramos y empezamos a mirar la zona de donde venimos:

Ay, ay, ay que la hemos líado …
  • Pues aun nos quedaba un buen trozo al Mulleres – comentó yo señalando el pico que se ve en segundo plano en el centro de la imagen
  • ¿Pero no decías antes que el Mulleres era ese de ahí enfrente a la derecha?
  • Pues sí, pero ahora mismo no estoy seguro …

Otro montañero que escucha nuestra conversación nos confirma que el Mulleres no es el pico que pensábamos, si no que era el pico de Salenques y que en la zona por donde subíamos no hay ruta de subida a ningún pico de la zona. Cero patatero en orientación …

Tu a Salenques y yo a Mulleres

Ale, castigados al rincón de pensar, para aprender un poco de orientación o simplemente a cargar el track en el GPS …

En fin, damos una vuelta por el Coll de Toro, y antes de comenzar el descenso nos hacemos una fotos entre risas para que no se nos olviden estos errores en el futuro.

No me sigáis … que no conozco el camino …

En estas estamos, cuando un montañero ataviado completamente de rojo aparece en el Coll de Toro.

  • ¿Es el mismísimo Juan Barrachina?

Efectivamente, encuentros azarosos estos de los que se puede disfrutar en la montaña. Juan Barrachina, todo un amante de Pirineos y una de las personas con más horas de montaña que se pueden encontrar por tierras levantinas. Le comentamos la jugada, y nos saca de nuestro segundo error del día.

  • La huella que llevabais la he ido abriendo yo y os llevaba directo al Mulleres. Habéis girado a la derecha demasiado pronto.

Moraleja número 1: En la montaña (como en la vida) seguir la huella de los demás a menudo hace las cosas más fáciles. Decidir seguir tu propio camino puede conducirte a lugares inesperados. Lo cual no tiene porque ser necesariamente mejor ni peor. Simplemente distinto, y te suele aportar otra enseñanzas.

Corolario: Girar a la derecha demasiado pronto (en la vida) puede ser un error.

  • Tampoco ibais hacia el Pico Salenques … Eso de hay enfrente es el Pico de Barrancs.

Moraleja número 2: No todo aquel que te cruzas por el monte conoce mejor la zona que tu. Salvo que sea Juan Barrachina, la apisonadora de Segorbe.

En fin, lección aprendida y cura de humildad. Mucho montañismo ligero, ultra trail, 6b … para luego perderte subiendo uno de los tresmiles más asequibles de la zona de Benasque.

En esta situación debíamos recompensar a Juan por la enseñanza así que nos ofrecemos a ir con él al Pico de Estos al día siguiente, que él no lo conoce, y nosotros sí. Y esta vez va en serio …

  • Seguidme, conozco el camino…

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s