No todo en la vida es faena. Vall de Gerber

Después de las escaladas conglomeradas en Collegats y un día de montañismo puro y duro en la Vall de Boi va siendo hora de despedirse de esta larga Semana Santa pirenáica. Casi dos semanas dando tumbos de un valle a otro con todos los trastos en el maletero de coche es un sueño para cualquier montañero, y poder hacerlo de vez en cuando un privilegio del que a menudo pienso que aún no soy lo suficientemente consciente. De cualquier modo, antes de volver a las cálidas tierras levantinas todavía da tiempo a una última parada en el Valle de Aran. En esta ocasión son Berta y Rober los que me acogen en Vielha. Como de costumbre el Valle de Aran es la zona con más nieve, así que hay que aprovechar y concluir la temporada de esquí de travesía.

El primer día pensamos dar una vuelta por el entorno de la estación de Baqueira pero nada más bajar del coche empezamos a oir petardazos que intuimos que son aludes provocados por la propia estación, así que reconsideramos la idea y decidimos simplemente hacer una foqueada sin salirnos del dominio.

img_3329
Así luce Baqueira

El día tampoco acaba de despejar así que nos dedicamos  a seguir la huella de unos machacas vascos que han salido delante de nosotros y parece ser que están preparando algún campeonato. Como era de esperar, pronto desaparecen de nuestra vista y cuando se nos echa la niebla encima perdemos totalmente su rastro.

img_3349
Rober y Berta flanqueando por nieve pocha

Viendo el panorama llegamos a una de las cotas más altas de la estación y decidimos quitar las focas y bajar al parking que además va siendo hora de comer. Justo cuando empezamos a bajar aparece levemente el sol y nos permite disfrutar de una bajada con la mejor nieve que hemos tocado en estas dos semanas. Después de comer hacemos un par de subidas y bajadas más, por el que dirán más que otra cosa, porque las piernas a estas alturas van ya justitas de fuerzas, y volvemos a casa.

Y en estas llegamos al último día de las vacaciones … ¿que hacemos? ¿Actividad por todo la alto? ¿Palizón aeróbico? ¿Ayudamos a los operarios de Baqueria a cerrar la estación? … Va a ser que no … Echamos un vistazo a la guía que tenemos de la zona donde encontramos esto: “La Vall de Gerber no es muy idónea para la práctica del esquí de montaña por sus constantes subidas y bajadas debido a obstáculos naturales. No obstante dicha premisa se vuelve virtud por el hecho de recorrer un valle solitario”. Esto, pasado por el traductor Guía de Montaña – Chikos del Piolet da como resultado: “Echa a la mochila un bocata de jamón y el termo de te caliente y, sin madrugar mucho, date un paseo en plan relax por la Vall de Gerber”

img_3369
Entrada a la Vall de Gerber

Empezamos la ruta desde el parking de la Peulla y después de un flanqueo un tanto aburrido llegamos al acceso al valle. Ya aquí empezamos a ver que va a valer la pena la decisión que hemos tomado. Todo lo que pone en la guía es cierto, hay mucho sube-baja por el fondo del valle, lo cual hace un poco cansino progresar a veces. Pero las vistas a las estribaciones de Aigüestortes compensan con creces el esfuerzo.

img_3377
Día primaveral espectacular

Vamos progresando por dentro del bosque disfrutando del juego de luces, sombras y reflejos que este día del comienzo de primavera nos está regalando hasta que el fondo del valle se cierra y nos damos de bruces con un lago … helado y cubierto de nieve.

img_3387
Sensación muy curiosa la de cruzar un lago helado con esquís

Nuestra ruta cruza directamente el lago, para remontar las laderas de enfrente, así que no queda otra que cruzarlo. Hace muy buen día, así que si se rompe el hielo no vendrá mal refrescarse (congelarse) un poco. En las fechas en las que estamos la capa de hielo aun debe ser bastante gruesa, por lo que no supone ningún riesgo cruzar.

img_3399
Y ya se ve el refugio de Gerber, con el Pic de Amitges al fondo

Superado el contrafuerte del lago la pendiente suaviza bastante  y vemos huellas que nos llevarán sin mayor contratiempo hasta el refugio.

img_3414
Rober trazando las últimas zetas de la temporada

Cuando llegamos al refugio vemos la multitud de opciones que ofrece esta zona para el esquí de montaña.

img_3447
Pues para venir con calma …

Nos pasamos un rato observando el entorno hasta que llegan un par de esquiadores más al refugio. Ellos hacen una parada rápida y continúan rumbo a uno de los múltiples picos que rodean el circo. Nosotros, por hoy, hemos llegado a nuestro destino. Nos metemos al refugio a almorzar y afrontamos la última bajada de la temporada.

img_3454

La bajada no resulta tan pesada como podría parecer. Con un poco de ojo se van enlanzando los descensos con los pequeños repechos para no tener que remar demasiado. Así que sin demasiada dificultad llegamos al punto donde comienza el flanqueo que hemos hecho a primera hora de la mañana. Sin embargo a nuestra derecha se abre una pala de nieve que nos pide a grito que la bajemos. Es muy atrayente, pero de sucumbir a la tentación nos tocaría volver al coche andando cuesta arriba por la carretera hasta el parking …

¿Que como acaba la historia? Os dejo el vídeo y el track para que lo adivinéis por vosotros mismo 😛

 

 

Y con esto vuelta a Valencia y a trabajar, que aunque no todo en la vida sea faena hay que ganarse los cuartos para poder hacer estas cosas …

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s