Mulleres con esquís

En un año de tan pocas nieves conviene aprovechar el más mínimo resquicio de esperanza para cargar los trastos al coche y salir pitando a Pirineos a ver que se puede hacer. En esta ocasión aprovechando que en Valencia es fiesta el 22 de Enero y que Salva tiene una casita muy acogedora en Taüll voy para alla con la intención de hacer el Mulleres con los esquís, mi primer tres mil invernal como esquiador, toma castaña!!

A última hora a Salva le cancelan los días libres que había pedido, pero como yo ya me había hecho a la idea de subir cuando termino de trabajar me subo al coche y me voy para el norte. Este tipo de actividades no hay que hacerlas solo por el riesgo que conllevan a no ser que seas un gran conocedor de la zona a la que vas y de las condiciones en las que se encuentra. De todos modos tratándose de un fin de semana con tan buena previsión meteorológica raro sería no encontrarme a nadie con la intención de hacer la misma ruta. De no ser así me conformaré con dar una paseo tranquilo por la zona para liberar presiones de la semana laboral.

Así pues sábado a las 8 de la mañana me planto en el parking de la boca sur del tunel de Vielha y .. BINGO!!! Veo a otro esquiador siguiendo el ritual matutino … Pega pieles de foca, elige combinación de capas de abrigo, agua, comida y demás útiles de supervivencia … Le pregunto si va hacía Mulleres y como a buen entendedor pocas palabras bastan decidimos hacer equipo por un día y empezamos el camino. El tramo de senda que discurre por el fondo del valle se encuentra bastante escaso de nieve, por lo que la primera media hora larga toca porteo. Nos es hasta que empezamos a ganar desnivel cuando el manto nivoso va ganando continuidad permitiéndonos calzarnos ya los esquís.

IMG_2642
Otro día radiante en este atípico invierno de 2016

Jose Miguel, que así se llama mi compañero por hoy, conoce la ruta de haberla hecho en verano, así que en principio me despreocupo un poco de la orientación, porque ya tengo bastante con seguirle el ritmo, ya que va como un tiro. Llegamos a una pequeña cascada que el sendero supera por la derecha, pero que a nosotros nos parece más recomendable pasar por las izquierda en estas circunstancias. A continuación continuamos subiendo, y después de un pequeño despiste al irnos demasiado a la izquierda, localizamos la canal y la larga travesía a izquierda que hay que hacer para llegar al refugio de Mulleres. Superando todo este terreno un tanto guarrindongo se llega a una pequeña planicie intermedia donde esta ubicada la lata que sirve como refugio.

IMG_2643
Terreno más llano antes de afrontar la subida más dura

Llega el momento de reponer fuerzas dado que ya hemos superado casi la mitad del desnivel. Jose Miguel está muy fuerte y de nuevo retoma la marcha a un ritmo endiablado por la planicie que continua desde el refugio. Yo le sigo como puedo aprovechando toda la huella que va abriendo.

IMG_2648
Una mirada atrás que en breve se convertirá en una mirada adelante

Después de una larga travesía más o menos en plano a media ladera observó a Jose Miguel que se detiene para estudiar un pasaje por donde la nieve escasea bastante. Habiendo visto hasta el momento como se desenvolvía con los esquís en los pies me doy cuenta que no está viendo claro el paso por ahí. Le pregunto y me confirma que ve la nieve muy mal en ese tramo y que la caída que habría si cediera es bastante fea. Le propongo volver hacia el refugio y desde allí remontar unas palas de nieve muy amplias que se abren a la derecha en el sentido de subida, que es lo que había leído yo en alguna otra piada. Como no tenemos mucha más opción se da la vuelta y deshacemos el camino andado. De nuevo en el refugio localizamos la nueva subida y vamos a por ella.

IMG_2649
José Miguel acabando las rampas con más pendiente

Las primeras palas que afrontamos resultan ser las más inclinadas, así que tenemos que ir trazando amplias zetas para no fundirnos demasiado. Sin embargo una vez superadas solamente tenemos que hacer una larga travesía a izquierda para llegar prácticamente a pie del collado de Mulleres.

IMG_2653
Pero como va tan rápido este hombre ?!?!?!

Como viene siendo la tónica general esta mañana José Miguel llega primero al acceso al collado y me espera allí. Me pregunta si nos dejamos aquí los esquís y hacemos lo que resta hasta la cumbre con crampones y piolet. Acepto encantado ante la posibilidad de que esto iguale nuestro ritmo de subida y no tenga que llegar a la cumbre con la lengua fuera cual sabueso sediento. Ya con los pinchos en los pies atacamos rectos el collado y después de una pequeña trepada entre nieve y roca alcanzamos el collado que me regala unas vistas impresionantes de sitios ya conocidos pero nunca vistos desde esta perspectiva.

IMG_2658
La cresta de Salenques Tempestades al Aneto

La cumbre ya queda cerca, así que enfilamos la arista cimera buscando el mejor camino entre nieve venteada y bloques grandes para finalmente llegar a nuestro objetivo …

IMG_2661
José Miguel llegando a la cumbre

Cuando llego a la cumbre me quito la mochila, el casco … que lo dejo en el suelo … y comienza a deslizar ladera abajo … al comienzo el ruido que hace es solo un siseo que aumenta conforme va ganando velocidad y chocando contra una piedra tras otra rumbo a un destino fatal en lo hondo del valle … sin embargo cuando lo pierdo de vista el sonido súbitamente se detiene.

  • Me parece que te has quedado sin casco … – dice José Miguel
  • Pues yo creo que no …

Sigo los pasos que ha ido dando mi casco y entre dos piedras colocadas por el destino en ese preciso lugar se encuentra allí detenido. Primer golpe de suerte del día.

2016-01-23 15.40.09
Y llegados a este punto mejor no volver a quitárselo que queda la bajada …

Llegó el momento de comenzar el camino de descenso. Deshacemos la arista hasta el collado y destrepamos el paso entre roca y nieve.

2016-01-23 15.52.20
Uyyy que bajada más buena nos espera

En pocos minutos llego a donde hemos dejado anteriormente los esquís y espero a José Miguel mientras quito las pieles de foca y guardo los crampones y el piolet.

IMG_2670
José Miguel descendiendo el collado

La visión de la bajada que nos espera es paradisíaca. Un manto de nieve impoluta solo marcada por nuestras huellas de subida. Así que como quien se tira de cabeza a una piscina me encaramo a la pendiente para empezar a trazar giros … pero cuando no he dado ni el primero doy con mi cara en la nieve y veo que los esquís se han quedado clavados en la nieve. “Bueno, debe ser cosa de calentar” pienso yo. Me recoloco los esquís, la mochila, el casco y dispuesto a no volver a pegarme otro trastazo me lanzo de nuevo a tumba abierta con el mismo resultado que un par de minutos antes. Yo diría que sabía esquiar …

En estas que llega José Miguel a mi lado y me dice:

  • ¿Has esquiado alguna vez en nieve costra?
  • Que yo sepa no
  • Bueno, pues siempre hay una primera vez … No eches el peso muy adelante, deja que el esquí corra, y haz giros muy amplios cuando vea que la punta del esquí comienza a salir de la nieve.

Con estos consejos me pienso de nuevo la jugada y comienzo a bajar trazando giros mucho más amplios esperando que más abajo la nieve esté más transformada haciendo el descenso más agradable. De cualquier modo, entre caída y caída llegamos a las palas que dan acceso al refugio, que tal y como esperábamos presentan unas condiciones más disfrutonas. A partir de este punto el problema será el contrario, a esta zona ya hace rato que dejó de darle el sol y quizá se encuentre demasiado dura. Habrá que ir tanteando el terreno. Comienzo a bajar siguiendo las huellas de subida hasta que encuentro un obstáculo en el camino …

2016-01-23 17.23.30
Alud de fusión el 23 de Enero …

Desde lo alto de una arista donde ha calentado bien el sol durante la mañana se ha debido desprender un pequeño alud de fusión que ha bajado por la canal por la que hemos subido. Habrá que aprender la lección para futuras excursiones. No vale solo con preocuparse de la estabilidad de las zonas por las que pasas, si no que también hay que vigilar los alrededores. En fin, cruzamos los restos del alud y ya nos dirigimos derechos al fondo del valle donde llegamos y nos quitamos los esquís. Solo nos queda portear el camino de vuelta de regreso al coche.

Más información de interés:

Anuncios

Escalada en la terreta. Flor de Luna (6a+). Ponoig

Será que conforme me hago mayor me vuelvo un nostálgico y cada vez más a menudo vuelvo a la terreta a escalar por sus paredes …

IMG_2710
El león dormido de Alicante … El Ponoig

Después de nuestra última visita al Peñón esta vez iremos al Ponoig. Un paredón de aventura pura y dura, equipamiento escaso, mucha navegación y verticalidad … vamos un paraíso escalador! Como somos uno escaladores un poco caguetas elegimos la vía Flor de Luna, “asequible” en grado, reuniones equipadas y una longitud manejable para hacerla en una mañana, teniendo en cuenta que, especialmente yo, tenemos que ir volviendo a cogerle el punto a cacharrear en la pared.

Salimos de Valencia el viernes por la noche para levantarnos ya a pie de pared y empezar a escalar pronto.  Dormimos en el coche de Rober oyendo como sopla el viento y con la duda de si podremos escalar al día siguiente. Al levantarnos vemos que sigue soplando de lo lindo, pero justo la pared a la que vamos nosotros parece estar protegida, así que desayunamos unas galletas rápidamente, cargamos los trastos y nos vamos hacia allá.

IMG_2712
Comienzo de la vía escrito en la pared

Hoy rompe las hostilidades con el primer largo Rober. Terreno con mucha vegetación pero con algún clavo y puentes de roca que va señalando el camino a seguir.

IMG_20160213_094830
Primer largo V (40 m). Terreno sencillo pero un tanto herboso.

Llego a la reunión sin mucha dificultad y me dispongo a empezar el segundo largo. Me cargo todas las herramientas en las anillas del arnés siguiendo los consejos del maestro: friends pequeños a un lado y grandes al otro, fisureros alternados también a cada lado. Hace tiempo que no me enfrento a ningún largo prácticamente desequipado, así que algo nervioso estoy. De cualquier modo se trata de pasos fáciles en los que hay que prestar especial atención a la solidez de la roca y buscar emplazamientos para colocar seguros. El largo empieza saliendo de la reunión por la derecha para continuar ascendiendo por una chimenea bastante abierta. Al llegar a su final estás ya en la reunión.

IMG_2716
Rober comenzando el tercer largo (6a+/6b 45 m). La cosa se pone seria.

El tercer lago ya son palabras mayores así que de nuevo Rober a los mandos. Comienza saliendo a la derecha de la reunión hasta ganar un espolón que hay que proteger. Después de unos pasos un tanto verticales se llega a una travesía por una fisura a derechas donde hay muy pocos sitios para poner los pies.

IMG_20160213_110223
Sección clave del tercer largo

En cualquier caso, oigo el silbato de Rober sonar alto y potente por lo que comienzo a desmontar la paraeta y a relajar los brazos porque me parece a mí que les va a tocar trabajar.

IMG_20160213_110615
Ahí, ahí, estira brazos …

Supero la parte del espolón pensando en el miedito que hubiera pasado yo si me toca hacer ese tramo de primero teniendo que equiparlo. Pero sin tiempo para pensar mucho en ello llego a la travesía. Veo a Rober en la reunión que, como quien no quiere la cosa, me dice:

  • Yo he acerado

Así que ni corto ni perezoso empiezo a engancharme a todos los clavos que cosen la fisura y en menos que canta una gallina turuleta llego a la reunión. De nuevo me toca a mi abrir camino, respiro hondo y al tajo. Este largo también está más limpio que una patena, salvo un puente de toca justo en el comienzo, así que despacito y buena letra.

IMG_2717
Rober en la R3

Cruzo la terraza donde está la reunión y una vez superado el puente de roca comienzo a escalar por el espolón. En cuanto doy un par de pasos veo una pequeña fisura y coloco allí un friend.

IMG_20160213_111607
Comienzo del cuarto largo

Ya más tranquilo, sigo escalando y protegiendo el largo. La roca en general es de primera calidad y hay multitud de emplazamientos para meter seguros. Llega un momento en el que hay que salirse del espolón ligeramente a la derecha para superar un escalón un poco más vertical para volver en seguida a la izquierda y encontrar la reunión en una placa cómoda.

Yo en la R4. Foto cortesía de Matxinclimb

Ahora soy yo el que tengo el poder, perdón, el silbato del tren. Soplo con todas mis fuerzas, pero cuando llega Rober me dice:

  • Menuda castaña de soplido … Más que un tren parecía una vagoneta averiada …
  • Anda, calla y escala que te toca un largo de 6a.

Viene otro largo vertical que empieza bien protegido por varios clavos, pero que luego está bastante limpio. Así que Rober tiene que afinar los sentidos para ir subiendo con seguridad. Como está hecho un titán llega a la reunión y comienza a asegurarme. A estas alturas ya tenemos compañía en la vía. Así que, usando esto como excusa (de mal pagador),  supero los primeros pasos con la ayuda de las cintas. Después el largo tumba un poco, pero veo todo lo que ha tenido que ir equipando Rober y me voy dando cuenta de lo que me falta a mí por aprender en estos menesteres. Cuando ya estoy acabando Rober me dice que me detenga allí dado que la reunión donde él se encuentra es un tanto incomoda y será mejor que yo pase de largo directo al sexto largo, valga la redundancia … Me coloco todo el material, hecho un vistazo a la chuleta y tiro para arriba. Primero se sube recto desde la reunión hasta que un clavo te muestra donde comenzar la travesía a la izquierda. El terreno aquí está un tanto roto, así que mucho tiento. Llego a una zona más compacta y veo el paso clave del largo un pequeño diedro vertical protegido con un clavo. Lo refuerzo con un puente de roca y analizo la situación. El agarre bueno para salir del paso me queda un poco largo y no hay muy bueno pies, así que aprovecho que me he traído la pedaleta, la engancho del clavo y subo como alma que lleva el diablo. Un vez superado esto la reunión se encuentra a la izquierda.

IMG_2721
Rober en la salida por Rolling Stones

Ya solo nos queda el rematar la faena. Saldremos por el último largo de la vía Rolling Stones. Desde la reunión se sale por la vertical, para a continuación pasar por abajo el árbol que hay justo encima y ya con tendencia a la derecha, primero por placa y luego por un diedro se va ascendiendo. Este largo también está bastante desequipado, así que Rober agudiza el ingenio para ir colocando friends y fisus, hasta tal punto que llega a la reunión con las anillas del arnés casi en cueros.

IMG_20160213_134757
Últimos metros

Ya desde la reunión salgo yo por terreno cómodo y recupero a Rober desde un árbol.

IMG_2725
Faena feta!!

A partir de aquí seguimos el sendero de bajada que nos llevará hasta las instalaciones para rapelar de la ferrata. Aquí coincidiremos con varios aperturistas de la zona como Manuel Bernabeu o Salvador Guerola, y otros ilustres escaladores alicantinos como Anaya. Si lo llegamos a saber nos traemos el cuaderno para pedir autógrafos.

IMG_2729
Tarde de otoño-invierno en la zona cero

Y en medía horita más llegamos al parking-dormitorio donde hacemos una comida rápida y empredemos el camino de vuelta a Valencia.

Croquis de la vía:

via-FLOR-DE-LUNA
Croquis de elev-arte.com

Y el de Luichy:

Con esta reseña imposible perderse!

Postdata: os habréis dado cuenta que cierta combinación de dos vocales y una consonante se encuentra tachada en toda la entrada … Os dejo un par de pistas de por que es así …

 

 

Ayyyy … que años aquellos los ochenta donde se podían ver estas cosas en la televisión:

 

 

 

Los Chikos del Piolet en busca de las gaviotas corruptas. Virginia Díez 6b. Peñón de Ifach

Estaba yo una tarde cualquiera ganduleando por casa cuando recibo una llamada con el número oculto.

  • Diga … ¿Quién es?
  • Llamamos de la oficina anticorrupción de Valencia. ¿Hablamos con la Asociación de Escaladores Comunistas-Chavistas-Leninistas3.0-Perroflautas?
  • Bueno .. aun no tenemos perro y tocar la flauta se nos da fatal. Pero, ¿en que podemos ayudarles?
  • Supongo que serán conocedores por la prensa de la operación que estamos llevando a cabo en toda la Comunidad Valenciana contra una organización delictiva que se hace pasar por partido político
  • Si, estamos al tanto
  • Pues bien, dos de los cabecillas de dicha trama se han dado a la fuga y nos ha llegado un chivatazo según el cual se encuentran en el Peñón de Ifach camuflados entre la multitud de gaviotas que allí anidan.
  • Ya veo. Sigo sin entender que pintamos nosotros en esta historia
  • Hemos mandado a nuestros mejores agentes a subir a pie el Peñón de Ifach para intentar capturarles, pero les ha ocurrido esto …
  • Como pueden ver el resto de gaviotas que bloquean el acceso a senderistas les han atacado y nos les han permitido detenerlos. Pensabamos que quizá si accedían escalando por la pared sur del Peñón podrán cogerlos por sorpresa…
  • Ajam, y ¿que vía proponen que usemos?
  • Quizá Virginia Díez, Costa Blanca o Gómez Cano. Eso lo dejamos a su elección.
  • Lo consultaré con Rober. El será quien abra los largos más complicados.
  • No hay problemas. Contamos con ustedes, los bolsillos de los contribuyentes valencianos les agredecerán que lleven a cabo con éxito esta delicada misión …

Acto seguido llamo a Rober para explicarle este extraño requerimiento que el acepta, encantado de colaborar en tan noble tarea. Así que el día siguiente madrugamos y ponemos rumbo al Peñón.

Calpe, el corazón de la Costa Blanca. A pocos kilómetros de la zona cero de la especulación inmobiliaria, también conocida como Benidorm. Tierra de constructores, incendios provocados, parques temáticos y pelotazos varios que tan bien ha retratado Rafael Chirbes en sus novelas Crematorio y En la orilla.

IMG_2706
Precioso día de ¿invierno? para escalar en el Peñón

Aparcamos en el puerto y sigilosamente nos dirigimos a la base de la pared donde empieza la vía. Hoy toca ponermos los uniformes de camuflaje, en forma cascos azules, para pasar desapercibidos a las miradas vigilantes de las gaviotas que surcan el cielo.  Desplegamos las cuerdas y empezamos a escalar.

P1100613
Primer largo común con la Valencianos (IV equipado en su totalidad). Escalada sencilla pero con tiento a la roca

La vía comparte el primer largo con la Valencianos y está totalmente protegida con parabolts así que avanzamos raudos y veloces hasta la primera reunión. Aquí me falla el olfato de sabueso escalador y la monto demasiado a la izquierda. Si se quiere combinar con el diedro de Polvos Mágicos conviene buscar la reunión que se encuentra un poco más a la derecha.

Llega Rober y con el fin de deshacer el entuerto que he causado intenta subir por la Directa UBSA (Unión de Buitres Socialistas y Anarquistas). Llega a un punto en que la placa por la que esta escalando está muy pulida, así que media vuelta y rodeamos por el segundo largo de la Valencianos también. Subo yo rápidamente y me dirijo al pie del muro vertical donde comienzan las dificultades. Viene largo de 6b, así que dejen paso al profesional.

IMG_2692
Rober en el largo de 6b

Largo técnico y vertical en el que hay que moverse mucho y bien para aprovechar los agarres que te vas encontrando. Ni por estas no logro evitar que los brazos se me pongan como botellas. Cuando llego a la reunión tengo que descansar antes de afrontar el siguiente largo.

P1100618
Llegando a la reunión

De nuevo es mi turno de abrir camino. Llega terreno descubierto por el cual tendremos que transitar rápido si no queremos ser descubiertos por la guardia popular gaviotera. Por suerte es un largo fácil por el que podré progresar rápidamente.

P1100623
Comienzo del cuarto largo

El largo tiene tres parabolts al principio y luego se puede ir protegiendo por el diedro de la derecha. Llego a una reunión desde la cual recupero a Rober que sube y me indica el camino a seguir:

  • Ahora sigue por el diedro y después por una chimenea que se abre por la derecha. Por allí iremos escondidos entre fisuras y no detectaran nuestra presencia. Además esta todo equipado con parabolts y la escalada es una pasada.

Siguiendo la indicaciones me pego un poco al diedro y aunque en un principio me paso de largo, logro ver la línea de chapas que empieza por la roca anaranjada de la derecha.

P1100626
Salida del quinto largo. Se protege bien en el diedro y un poco más adelante a la derecha comienza la linea de parabolts

Tal y como me había dicho Rober este largo resulta ser uno de los más bonitos que he escalado nunca. Supera un sistema de pequeños desplomes y chimeneas con muy buen canto en el cual disfrutas como un niño de la escalada.

P1100628
Quinto largo. Las reseñas que he visto dan V. Yo le daría V+. Muy buen equipado y mucho canto, pero hay que moverse.

De cazo a cazo y tiro por que me toca llegó al final del largo con pena porque se haya acabado ya, pero contento porque ya estamos casi arriba y todavía no hemos sido atacados por ningún ave furibunda.

IMG_2693
Rober terminando el quinto largo.

De nuevo se pone la cosa muy vertical, así que cambio de tercio y Rober a los mandos. Largo precioso de nuevo, pero 6b+ …

IMG_2695
Atención gaviotas sobrevolando nuestra posición!!!

Chimenea desplomada con tendencia a la derecha hasta llegar a una pequeña cueva. Rober comienza a hacer movimientos de funambulista para ir progresando hasta la cueva, allí viene un paso duro donde hay que poner bien los bien para superar el pequeño techo que se forma.

IMG_2696
Superado el techo la cosa se pone un poco más fácil

A los pocos minutos oigo el silbato de Rober sonar, así que recojo todo el material y comienzo a subir el último largo. A mí este mundo tan vertical aun me queda un poco grande, por lo que tengo que ir descansando bastante a menudo.

P1100639
Chimenea de salida del sexto largo.

Llegados a este punto solo nos falta una trepada para terminar la escalada propiamente dicha. Se hace bien en un largo con cuerdas de sesenta metros.

IMG_2698
Misión escaladora cumplida … ahora a buscar a las gaviotas huidas!

 

Ya en la cumbre comenzamos la exhaustiva búsqueda de las gaviotas Russini y BarbeRita …

IMG_2701
¿Quizá sea esta una de ellas?

Sacamos un bolso de Luois Vuiton y billetes de 500 euros de las mochilas a ver si alguna se acerca a nosotros, pero nada … Pasamos al plan B … Botella de Beefeater y llaves de Ferrari, tampoco funciona. Comenzamos a usar palabras de catalán normativo y a agitar esteladas pero ninguna gaviota parece molestarse tampoco. Algo tiene que haber fallado en nuestro plan.

IMG_2704
Estas gaviotas parecen inofensivas

Ya desanimados por no haber podido cumplir con nuestra misión comenzamos el descenso. A los pocos minutos suena mi teléfono:

  • Aborten misión. Repito, aborten misión.
  • Iba a llamarles yo para comentarles que por aquí nos hemos encontrado ni a Russini ni a BarbeRita.
  • Ha habido novedades. Russini ha sido apresado por el agente Castillo …

Parece que esta vez ha logrado escabullirse, pero ya veremos más adelante …

Más información de la vía Virginia Díez en www.enlavertical.com

El río que nos lleva … Montanejos. 6b, mucho A0 y escalada colaborativa

Uno de los muchos componentes creativos de la escalada es ponerle nombre a las vías. Hay de todo, nombres graciosos, de personas, películas, libros, etc. Más de una vez mientras estás escalando llegas a un paso o sección de la vía en la que de repente algo hace clic en tu cabeza y piensas: “Anda, por esto se llama así …” La vía con la que inauguramos el 2016 escalador se llama El río que nos lleva …

“El río que nos lleva” en el paredón del Alguacil en Montanejos

El primer sábado después de Navidad, para celebrar la vuelta de los trotamundos Berta y Rober de las antípodas del planeta nos vamos a Montanejos. Si bien la primera idea era escalar la vía Entre dos Chapas, en el último momento nos decidimos por El río que nos lleva puesto que Rober ya la conoce y no le importa repetirla. Hay un largo de esos que quita el hipo (7a) … Ni Luis ni yo sabemos contar hasta tanto, pero Rober nos anima diciendo que “lo difícil” se puede “guarrear” y lo “fácil” ya es “solamente 6b”. Conforme vamos remontando el barranco de la Maimona, Rober no puede esconder la cara de emoción que le supone volver a trepar por la terreta después de dos años Dando un vuelta por el mundo.

El pequeño desplome que se ve arriba es el paso difícil del primer largo

Llegamos a píe de vía y decidimos que comience yo la escalada puesto que estos dos primeros largos son los más fáciles del día e incluso con cuerdas de 50 metros se pueden empalmar. Me pongo manos a la obra y poco a poco va saliendo. Comienza con un pequeño desplome que se pasa fácil y luego pasos de placa hasta llegar a la primera reunión que pasamos de largo dejándola a la izquierda.

Aquí ya en el tramo de 6a. La reunión de segundo largo se encuentra a la derecha del matorral grande justo en mi vertical.

A continuación la cosa se pone un poco más vertical, pero mirando bien los pasos se van encandenando sin mayores problemas. Ya con los brazos bastante cargaditos llego a la reunión, me pongo cómodo y comienzo a asegurar a Luis y a Rober que en seguida empiezan a subir. Por el momento el curso bajo de este río es de aguas tranquilas. Cuando llegan hasta mí cambiamos los cabos, porque ahora le toca a Rober remontar la corriente.

Primeras aguas turbulentas. Tramo de 6b en el tercer largo.

Este tercer largo es muy bonito pero bastante atlético. Comienza siguiendo una fisura muy bien protegida para luego pasar a un placa bastante lisa y vertical. Escalada fina que te va dejando los brazos a punto de caramelo hasta que acaba y puedes relajarte un poco.

Cuarto largo (6a). Comienza con desplome raro, pero lo más difícil está después.

De nuevo cambiamos los cabos y me encargo yo del siguiente largo. Comienza con un techo sencillo para gente alta. Como yo no soy de esos, tengo que hacer un escorzo raro en el que casi me desestructuro la espalda para colocarme bien y lograr superarlo. Un poco más arriba viene otro desplome que intento superar por el centro. Manos ínfimas y pies no evidentes, así que después de varios intentos desisto. Mirando a izquierda y derecha (como Pedro Sánchez buscando pactos de gobierno) intuyo que el cauce original dibuja un meandro hacia la izquierda (como no!) para superar este tramo. Paso muy bonito en travesía y en seguida llego a la reunión.

Rober en el cuarto largo y abajo el cauce del barranco de la Maimona

Nos adentramos en el curso medio del río puesto que hemos llegado a la terraza. Desde aquí salimos andando a buscar con tendencia a la izquierda la continuación de la pared. Terreno inestable en el que hay que vigilar no tirar ninguna piedra a las cordadas que estén escalando por debajo de nosotros. Aprovechando este remanso echamos la caña a la mochila a ver que pescamos. Pican unas barritas energéticas y algo de fruta de las cuales damos buena cuenta antes de enfrentarnos al cauce superior. Aguas torrenciales nos vienen encima en forma de largos de chorreras y desplomes donde habrá que usar todas nuestra pericia si queremos llegar al nacimento de este río ya sea por lo civil o  por lo criminal (en nuestro caso por lo artificial).

Quinto largo. 7a en libre por la chorrera desplomada. En artificial, acerando todo lo posible y un poco más, 6b

Aquí esta claro quien va de primero, Luis y yo damos un pasito al lado y Roberto empieza a escalar superando poco a poco la sección más complicada. Este tramo se encuentra muy bien equipado por lo que se puede ir descansado y subiendo en artificial.

Superada la chorrera viene otra sección vertical de 6b que te termina de fundir

Finalmente, escuchamos el silbato de Rober, el barco ha llegado a buen puerto. Empezará Luis y yo iré el último en esta ocasión.

Día espectacular en Montanejos. El barranco de la Maimona

Luis y yo tenemos claro que aquí tendremos que hacer uso de todas las técnicas artificieras que conocemos. Estos rápidos hay que superarlos lo antes posible y guardando energías para el último largo.

Luis comenzando la chorrera

Luis supera el tramo más desplomado con lo que es mi turno. Mientras voy dando los primeros pasos, como se dice en jerga escaladora de chapa a chapa, oigo por encima comentarios de Luis del tipo: “Voy a dejar aquí una cinta más que este paso es duro de co**nes”

Luis saliendo de la chorrera

Cuando logro superar el sector desplomado y me coloco en la vertical de la pared, veo esa cinta milagrosa que me ha colocado Luis y sin pensarlo dos veces me agarro a ella para dar el paso “duro de co**nes”. Y es que en esta vida, como decían en la Bola de Cristal …

Solo nos queda el último largo. Una maravilla de 45 metros y 6a+/6b, para el que hacen falta alrededor de veinte cintas. A la barca en la que vamos Luis y yo se le está agotando el combustible, así que de nuevo tendrá que remar Rober y echarnos un cabo desde arriba. Pero este muchacho ha venido muy fuerte de Nueva Zelanda, así que se zampa el largo como si fuera un kiwi maduro y de nuevo hacer sonar el silbato: “Tripulación a bordo. Todo el mundo a sus puestos”

Comienza Luis y yo voy por detrás recogiendo el material, hasta que a mitad de largo le doy alcance. Parece que ya va tocado de brazos y los pies también le duelen. Ahora me toca a mi devolverle los favores que me ha hecho en el largo anterior e ir colocándole cintas en los pasos más duros.

Fin de la vía!

Finalmente, llegamos a lo alto del Paredón del Alguacil, desde donde vemos esta preciosa estampa de los estrechos del Mijares.

Quedaos con esta imagen que en breve volveremos a por la Pericondrio!!

La tarde se ha quedado primaveral, así que recogemos cuerdas y demás con calma y bajamos a Montanejos por la senda que empieza un poco más arriba del final de la vía.

Dos o tres días después recuerdo que El río que nos lleva es una película basada en el libro del mismo nombre de José Luis Sampedro. El libro trata sobre los gancheros, las últimas personas que trabajaban transportando troncos de maderas siguiendo el curso del río Tajo, antes que esa tarea se llevara a cabo con camiones. En la película hay una escena en la que Alfredo Landa y Fernando Fernán Gómez tienen una conversación en la ambos comienzan a darse cuenta que su tiempo ha pasado.

No pude evitar al verlo pensar en la multitud de periodistas, empresarios, ex-presidentes y demás “personas de bien” de la España de toda la vida que deben estar sintiendo durante el último mes esta misma sensación al verse arrastrados por una marabunta de personas distinta a ellos : gente con rastas, feministas, leninistas 3.0, chavistas-comunistas, comeflores, separatistas-independentistas y un largo etc. Me parece a mí que o aprenden a dejarse llevar por las nuevas corrientes o antes que se den cuenta se verán totalmente desbordados por los nuevos tiempos.

Más información de la vía:

Reseña de la vía en elev-arte.com

 

Formas de cambiar de año

Por segundo año consecutivo los chikos del piolet decidimos hacer una trilogía navideña en los Pirineos. Cargamos el coche de Mataix hasta los topes (y esto no es en sentido figurado) y nos vamos hacia Benasque a ver que podemos hacer, puesto que las noticias que nos llegan de la montaña hablan de muy poca nieve para estas fechas.

Como manda la tradición hacemos todas y cada uno de las paradas estratégicas en la ruta:

  • Calamocha -> Barritas y bebidas energéticas turolenses y queso
  • Graus -> Longaniza rica rica
  • Barrabes -> Autoregalo navideño. Esquis nuevos … ejem, ejem … No todos los años son el décimo aniversario de uno en la empresa!!

Hablamos con los dependientes de la tienda y nos confirman que hay muy poca nieve, pero que en Maladeta podemos pasar un buen día con una bajada interesante. Además, Mataix y yo conocemos la ruta así que por ella nos decantamos.

Cenamos tranquilamente en una acera de Benasque, montamos el Tetris de rigor para poder encajarnos en el coche para dormir tres personas, acompañados de cuatro pares de esquis (con sus respectivos pares de botas), seis piolets, cuatro cuerdas, comida para tres días y un largo etc de cachivaches montañeros.

Capítulo 1: Maladeta por el corredor de la rimaya

Nos levantamos sobre las seis de la mañana para rehacer la (des)organización del coche con el fin de poder desayunar dentro.  A continuación nos vamos hacia el Hospital de Benasque donde nos calzamos los esquis y comenzamos la jornada. Un primer vistazo nos confirma que efectivamente ha nevado muy poco.

Aproximamos por las pistas de esquí de fondo de Llanos del Hospital

En seguida nos desviamos de las pistas de fondo para ir ganando altura gradualmente por el bosque y no tener que subir directamente a la Renclusa. Aquí comienzan la primeras dificultades, es la primera salida del año y estamos todos un poco patos, patosos mejor dicho … Muchos resbalones y maldiciones después salimos ya del bosque a monte abierto.

Comenzamos a darnos cuenta que falta mucha nieve

Sobrepasado el refugio de la Renclusa la nieve va ganando continuidad lo cual facilita un poco el ascenso. Sin embargo el desnivel que se va acumulando ya empieza a engancharse en las piernas.

Los días claros en entornos nevados dejan contrastes visuales preciosos

El día está totalmente despejado y no hace nada de frío, por lo que podemos ir disfrutando del paisaje mientras continuamos ascendiendo a nuestro ritmo.

Al fondo los valles de Alba y Paderna

En uno de los descansos que hacemos, Luis decide darse la vuelta. Las botas le estan haciendo daño en la espinilla y no se ve con ánimos de seguir hasta Maladeta, ya que aun nos quedan casi seiscientos metros de desnivel.

Descanso antes de afrontar la subida al glaciar

Mataix y yo tampoco estamos muy convencidos, pero como todavía no es muy tarde decidimos continuar un poco, aunque solo sea para alargar la bajada. Cosas del destino, conforme retomamos la marcha empezamos a cruzarnos con gente que ya bajaba y que nos recomiendan finalizar la ruta puesto que la nieve en el glaciar está en su punto.

Al fondo la Maladeta. Se empieza a levantar un poco de viento

Así que sin pensarnoslo mucho más fijamos rumbo y en una hora y media aproximadamente remontamos el glaciar de la Maladeta y llegamos a pie de corredor.

El corredor de la Rimaya. Nosotros por hoy lo dejamos aquí

Tanto Mataix como yo llegamos bastante fundidos, por lo que decidimos dejar la cumbre para mejor ocasión y comenzar la bajada. Ahora sí que es tarde ya, y calculamos que subir a la cumbre y bajar nos costará más de media hora, tiempo que luego podemos echar en falta si queremos llegar al coche de día.

La bajada es chulísima. En primer lugar la nieve del glaciar está en muy buenas condiciones, aunque comienza a endurecerse por el descenso de la temperatura. Cuando se acaban las palas amplias, vamos siguiendo la huella de los que nos han precedido hasta meternos en el propio barranco de la Renclusa donde encontramos nieve suficiente hasta llegar al mismo refugio. Aquí nos detenemos un rato para darle un descansillo a nuestros pies y degustar el te caliente que nos queda en el termo.

Desde aquí hasta la Besurta nos liamos un poco por la bajada en medio del bosque y acabamos teniendo que quitarnos los esquis un rato, gajes del oficio. Después, una pequeña remada, que a estas horas del día, ya no hace ninguna gracia y con las últimas luces llegamos al coche, donde Luis nos ha preparado otro te calentito.

Solo nos queda volver a Benasque a tomar una cerveza con Manu, que ha venido a pasar la Navidad con su familia (y a hacer una visita a Barrabes como la que hice yo la tarde anterior :D) y marcharnos a Boi. Allí nos quedaremos en  casa de Salva, puesto que al día siguiente tenemos planeado ir a la Forcanada.

Track de la ruta

Capítulo 2: Forcanada … perdidos y confusos en el bosque

El día comienza con risas. Después de llegar a casa de Salva y echarnos la charraeta de rigor decidimos levantarnos a las cinco de la mañana para tener tiempo de sobra para la actividad. Lo último que oigo antes de meterme en el saco a dormir es a Salva comentar:

  • Seguro que me levanto yo a las siete y aun estáis aquí durmiendo …

Cuando oigo a lo lejos un despertador sonar pienso “Que bien he dormido que son las cinco de la manyana y no tengo mucho suenyo” …

Un minuto después, veo a Salva salir de su habitación. Era su despertador el que acababa de sonar. Profecia cumplida. El ataque de risa que me entra despierta a Luis y Mataix, con lo que con dos horas de retraso sobre el horario previsto comienza la jornada.

Para encaramarnos al valle de acceso a la Forcanada hay que superar este alud

Llegamos a Artiga de Lin, comprobamos que la cabaña que hay allí sera un magnífico lugar para pasar Nochevieja (tiene chimenea, mesa, sillas y un colchón … que más se puede pedir) y nos ponemos en marcha. Salimos por la pista que continua desde el aparcamiento hasta que tenemos que subir a un valle por los restos de una avalancha. Hoy Luis ha decidido dejar los esquies asi que va como un tiro. Mataix y yo ellos a cuestas nos equivocamos un de camino retrasando aun más el horario.

Luis esperándonos entre la niebla de la mañana

Cuando ya parece que nos podemos calzar los esquis, yo y mis manazas decidimos liarla un poco más, e intentando colocar las cuchillas me pego un tajo en el dedo que parece que me vaya a desangrar. Compruebo que solo es un rasguño, por lo que lo curo como puedo y supero una travesía un poco expuesta con los crampones.

Por aquí ya se puede foquear con más continuidad

Mataix me ha esperado un poco más arriba, por lo que cuando lo alcanzo ya continuamos junto en pos de Luis que nos lleva kilómetros de ventaja.

Caminante contra esquiador. ¿Quién llegará antes?

La jornada de hoy nos sirve para darnos cuenta que si la nieve está muy transformada se avanza casi tan rápido andando como con esquis. Bajar ya sera otra cosa, pero de momento Luis nos tiene que ir esperando mientras Mataix y yo vamos trazando zetas para ir ganando altura suavemente.

El día va despejando y nos deja esta panorámica del Valle de Aran

Finalmente, flanqueamos el Estanhet des Puis y vamos adivinando el accesso al corredor NW de la Forcanada.

El comienzo del corredor noroeste de la Forcanada

Luis llega primero y comienza la ascensión mientras Mataix y yo nos quitamos los esquis y los dejamos en un sitio bien visible para localizarlos cuando descendamos. Cuenta la leyenda que cierta gente baja esquiando este corredor. Va a ser que no … Bajaremos andandito y nos pondremos los esquis en terreno más asequible.

Subiendo por el corredor

La locomotora de Villena se merienda el corredor en un abrir y cerrar de ojos, mientras que Mataix y yo vamos penando como podemos ganando metro a metro el collado de salida.

Arriba parias de la tierra … en pie famélica legión …

Con la lengua fuera y resoplando, llego yo también a la salida del corredor y le digo a Luis que si quiere suba el a cumbre, que yo ya he tenido bastante por hoy. Raudo y veloz comienda a trepar hasta que se da cuenta que entre subir y bajar se le irá más de media hora.

“Vamonos para abajo que entra la niebla … y no puedo ya ni con mi alma …”

En estas que llega Mataix dispuesto también a subir hasta la cumbre … Yo les digo que les espero aquí en el collado recuperando energías con las barritas energéticas de Teruel. Pero entre la hora que se nos ha hecho (sí, una ves más) y que empieza a subir una niebla por el valle muy divertida decidimos todos darnos la vuelta.

“Ah pero que no hacemos cumbre!?!?”

En cualquier caso las vistas hacia Mulleres y la zona de Benasque desde el collado ha hecho que la ascensión valga la pena.

El pico Mulleres al fondo
Arista de acceso a la cumbre la de la Forcanada

Destrepamos el corredor como alma que lleva el diablo, pero cuando llegamos al punto donde habíamos dejado los esquis la niebla ya se ha adueñado del valle.

Y llegó la niebla …

Si esquiando en pista la niebla ya es un serio incoveniente en montaña lo es más aun puesto que puede tapar rocas, agujeros o cambios de tipo de nieve. Luis, que hoy parece que se ha desayunado una pilas Duracell se ofrece para ir bajando delante de nosotros e ir avisándonos si ve algo peligroso para bajar esquiando. Gracias a su guiado llegamos hasta el lago sin mayores contratiempos. Es el momento de descalzarnos los esquis y continuar la bajada a pie.

Esquis a la mochila y a buscar el camino de bajada

Y aqui niños comienza el cuento de los Pulgarcitos esquiadores del siglo XXI. Con la niebla totalmente cerrada sobre nosotros, de noche y sin poder encontrar nuestro rastro de subida podemos decir que estamos un poco perdidos. Ayyy Pulgarcito!! … si es que tenías que haber usado piedras (GPS) en lugar de miguitas de pan (huellas) … Durante unas tres horas damos vueltas por el bosque sin lograr localizar el paso para descender el alud por el que hemos subido esta manyana. Por suerte, en este bosque no parecen esconderse ni lobos feroces, ni malvadas reinas, así que no corremos ningún peligro. En una de estas vueltas, la niebla se levanta un poco y logramos ubicarnos un poco mejor, descendemos y finalmente localizamos el paso que nos llevará al Pla de la Artiga.

Y tres horas despues ya en el camino correcto

Como todo en todo cuento que se precie, ahora viene el final feliz. Cuando llegamos al coche, nos recibe un grupo de ocho catalanes que al vernos llegar nos ofrecen todo lo que les ha sobrado a ellos de cenar. Caldos de verdura y de carne y tres trozos de quiche que nos resucitan! Nosotros solo podemos agradecerles el gesto ofreciendoles a ellos la botella de vino de Pinoso que ha traido Mataix. A cambio, ellos nos dan uvas … Que buena gente te encuentras por el monte!

Y colorin colorado este cuento … aun no se ha acabado …

Feliz 2016 con vino de Pinoso

Track de la ruta

Capitulo 3. Foqueando por Beret

… porque dormimos felices y comimos longaniza de Graus a la brasa para desayunar! Menudo hotel cinco estrellas la cabaña de Artiga de Lin.

Que mejor manera de empezar el año que con una longaniza de Graus

Nos activamos con toda la calma del mundo. Al cuerpo y a las piernas ya les quedan pocas energías, por lo que hoy haremos actividad suave por Beret, así que no hay ninguna prisa. De nuevo el día ha salido espectacular, con lo que solo nos queda disfrutar de él.

Otro día radiante para despedirnos del Valle de Aran

Para no complicarnos mucho decidimos subir al Cap de Baqueira desde el parking de Orri. Son setecientos metros de desnivel que los hacemos en poco más de dos horas.

Las vistas en la estación de esquí de Baqueira son siempre espectaculares

Ya en el Cap podemos ver a lo lejos como las nubes van cubriendo el macizo del Aneto y Maladetas donde estuvimos hace dos días.

Exprimiendo las ultimas fuerzas que nos quedan

Tambien aquí en Baqueira se nota la falta de nieve, lo cual es mucho decir en el Valle de Aran.

El atardecer va cogiendo color …

Despues de la bajada aun nos hacemos otra pequeña subida para terminar de cansar nuestras piernas.

… hasta que se pone rojo total. Vamonos antes que aparezca el Comandante de nuevo!

Al final terminamos la jornada con encontronazo con los trabajadores de la estación de Baquiera y con un precioso atardecer rojizo.

Con esta actividad damos por finalizada la escapada. A partir de aquí tu a Boston (Mataix), yo a Valencia (la California europea) y Luis a Boi!!

Seguiremos informando!