Falsas apariencias en Riglos

A menudo en la vida las cosas no son lo que parecen. Los mallos de Riglos parecen montañas pero no lo son. Se trata de depósitos fluviales que la erosión del río ha ido modelando a lo largos de los años hasta dejar estas torres rojizas de las cuales es imposible apartar la mirada desde muchos kilómetros a la redonda.

Los mallos de Riglos en primer plano y Peña Rueba a la izquierda

Tampoco las personas somos siempre lo que aparentamos ser. Aquellos que entre semana ocupamos nuestras horas como ingenieros, estudiantes o recepcionistas en la comodidad de la ciudad, nos asilvestramos los días festivos y no nos importa dormir a la intemperie o pasar un día entero sin apenas probar bocado.

Ingeniero y recepcionista apunto de entrar en acción

Los chikos del piolet tambien parecemos escaladores muy pros cuando nos colgamos todos nuestros cachibaches en el arnés y la mochila, pero de nuevo se trata de un simple efecto óptico. Somos unos paquetes … y a mucha honra oiga!! Por eso aunque la atracción magnética que ejercen sobre nosotros el mallo Fire, el Puro, el Pison y la Visera es muy fuerte, sabemos que de momento hay que conformarse con hacerles unas fotos …

… e irnos al Mallo Colorado, que sí que está a nuestro nivel.

El mallo Colorado. Perfecto lugar para iniciarse en la escalada riglera

La Visera aun no ha invitado a nuestros biceps a su fiesta!!

Pues parece que desploma un poco, no?

La comida que los médicos dicen que es sana para tu cuerpo no lo es tanto para tu mente. Pero la que dicen que engorda, ¡como levanta el ánimo! Que complicada es la vida!! ¿Siempre hay que elegir?

¿Barrita energética de muesli o barrita energética de Teruel? Esa es la cuestión

Por fortuna, de tanto en tanto el calendario nos regala un puente de estos de varios días en los que la única elección que tenemos que llevar a cabo es que zona del Pirineo visitar. Decisiones como esta son mas fáciles de tomar.

Por motivos varios (enfermedad, vacaciones tropicales y moros de Villena) los tres componentes de la expedición estamos un tanto convalecientes así que decidimos empezar con un par de vías cortas de varios largos para ir rodándonos. La primera idea había sido el espolón del Gallego a Peña Rueba, pero el viento que soplaba a primera hora de la mañana nos hace aparcar esta actividad para otro día. Para hoy las vías elegidas son Anorexia y Que bien te sientan los kilos.

Primer largo de Anorexia o Ultravox

Las dos rutas resultan ser muy similares tanto en grado como en tipo de escalada. Los dos primeros largos son los más complicados. Alguna panza riglera, pequeños desplomes y escalada de equilibrio, vamos una gozada.

Segundo largo
Movimientos muy bonitos en el segundo largo

También en ambas vías el tercer largo suele ser de transición hasta una amplia repisa desde donde se asciende el muro final que te deja en la cumbre del mallo. Desde aquí, solo nos queda andar un poquito hasta la instalación de rápel desde donde bajas al collado.

Reunión al final del tercer largo
Último largo

El entorno de lo Mallos de Riglos es espectacular. Vale la pena visitarlo aunque no te guste la escalada. Solo un paseo por el pueblo siendo sobrevolado por bandadas de buitres harán que la visita valga la pena. Un ternasco de Aragón en el bar de Murillo de Gállego también será algo a tener en cuenta.

Atardecer otoñal en Riglos

Cuando acabamos la primera vía aun nos queda mucho día por delante así que nos vamos a por Que bien te sientan los kilos.

Luis en el primer paso de la vía. Quizá el más complicado

Misma tónica que en la vía anterior. La única diferencia es que aquí los parabolts están pintados de negro.

Escalada con vistas!

Con las dos vías en el bolsillo recogemos los bártulos y nos vamos al bar a por algo fresco que el calor aprieta aunque ya sea Octubre. Entre trago de cerveza y bocado de pan con lomo echamos un vistazo al libro de Riglos Vertical y nos damos cuenta que en realidad hemos hecho dos vías distintas a las que pensábamos. Efectivamente, las apariencias engañan!!

Más datos útiles:

  • En primera instancia creíamos haber hecho las vías Anorexia y Que bien te sientan los kilos. Ambas 4 largos de V+ máximo bien protegidas. Anorexia con parabolts dorados y los kilos con parabolts negros.
  • En el bar después de consultar guías y croquis nos da la impresión que realmente hemos hecho Ultravox (V+, parabolts dorados) y Victor García (6a, parabolts negros)
  • La aproximación se hace siguiendo el GR que sale desde el final del pueblo de Riglos hacía la derecha. Seguimos el sendero hasta un pequeño embalse desde donde giramos a la izquierda por una senda en dirección al mallo Colorado.
Anuncios